Viajar con un propósito reflexionado

By 26. marzo 2021mayo 4th, 2021Futuro del turismo

¿Quién soy?

Soy mujer, tengo 30 años, vivo en Berlín, estoy soltera pero tengo pareja, trabajo por cuenta propia, me encanta viajar y la verdad es que en el fondo soy bastante simpática.

Querida M.:

Hace demasiado tiempo que no nos vemos. Tenía muchísimas ganas de ir a visitarte a Australia este año, pero lamentablemente no he encontrado hueco alguno para preparar el examen de turismo. Además, alcancé mi cuota de sostenibilidad hace ya unas semanas y no puedo volar este año. Tal vez el año que viene… Por lo menos siendo amiga tuya sólo tengo que hacer el examen de nivel bajo y la verdad es que requiere mucha menos preparación que el que hace la gente que visita la isla sin tener contactos en ella. Sin embargo, te confieso que lo que más dolor de estómago me da es la prueba de reflexión. Sobre todo, porque me doy cuenta de lo poco que sé sobre los aborígenes, pero también porque me doy cuenta de que, de nuevo, tendría que tratar el tema del privilegio de mi color de piel y mis orígenes de forma fundamental y detallada.

Y no me entiendas mal, no es que me dé dolor de barriga porque no me interese o no me parezca importante el tema, ¡todo lo contrario! Es una cuestión para la que creo que incluso tendría que hacer un curso de preparación y, por cuestiones de tiempo, este año eso no va a ser posible. En fin, aunque ahora esté un poco triste por no poder visitaros, este tema y sobre todo el de la sostenibilidad me toca muy de cerca y sé que me abstengo de viajar por una buena causa (aparte de que no estoy lo suficientemente preparada para ser una buena turista).

Porfa, ¡vamos a holofonear pronto! Reconozco que la tendencia retro esta de escribirnos cartas me parece muy divertida, aunque lo cierto es que me cuesta bastante trabajo hacerlo a mano en vez de a máquina. Definitivamente, mis músculos no están para nada acostumbrados a manejar bolígrafos.

Un abrazo desde la distancia. ¡Pienso en ti! L.

– Versión original: Alemán –

Los deseos tras el futuro preferible:

1. “Mi esperanza para el turismo del futuro es que…

en general, los turistas alemanes vuelen menos y viajen de forma más sostenible.

2. “Si pudiera desear cualquier cosa…

desearía un futuro en el que los turistas alemanes reflexionaran y utilizaran mejor su privilegio, y también que se prepararan mejor culturalmente para viajar a un país desconocido. volaran y viajaran de forma más sostenible.

3. “Si tuviera un cargo político con mucho poder…

haría el turismo o los viajes turísticos más difíciles: Los ciudadanos tendrían que demostrar de antemano que han estudiado intensamente la cultura y la historia de un país, y que también tienen, en general, una “conciencia limpia” con respecto a su huella climática en ese año.

Otras imágenes del futuro sobre el tema turismo:

Futuro del turismo

Venecia sin cruceros

¿Quién soy? Mujer y hetero. Mi afición es viajar todo lo que pueda. Además vivo en un lugar turístico bastante importante. ¿Por qué me interesa…
Futuro del turismo

Un mundo sin tasa de fuga

¿Quién soy? Yo soy mujer, soltera, estudiante y autónoma y tengo 32 años. Querida/o...: Me alegro de volver a saber de ti y de leer…
Futuro del turismo

Por Sicilia en tren solar

¿Quién soy? Soy Diseñadora de Impacto Social <– Sí. Vivo y trabajo en Palermo, Sicilia, y me muevo entre Palermo, Múnich, la Toscana y Palermo…

Leave a Reply