Trabajamos con métodos de Diseño y de Prospectiva.

Conceptos clave para entender de qué va la Prospectiva:

Prospectiva

Explorar científicamente imágenes de futuro

Explorar el futuro en sí es imposible: no ha llegado y por lo tanto no existe. Por eso, de lo que se encarga la Prospectiva es de los llamados “futuros presentes”, o sea, de las diversas ideas y visiones de futuro que existen hoy en día. Partiendo de la base de que el futuro está por construir, el trabajo de los prospectivistas consiste en visibilizar futuros – posibles, probables y preferibles –, arrojar luz sobre ellos y discutirlos de forma crítica: ¿Qué asunciones reflejan? ¿Qué aspectos sobresalen y cuáles no son nombrados? Por último, los prospectivistas se encargan también de proporcionar conocimientos orientativos para que quien quiera, pueda contribuir a dar forma al futuro.

Futuros

El futuro existe en plural

Los prospectivistas solemos hablar de futuros, en plural. Esto se debe a que partimos del supuesto básico de que como el futuro es incierto, siempre habrá una multitud de caminos posibles, probables y preferibles por andar – y por lo tanto, nunca un único futuro.

Imágenes de futuro

Visibilizando ideas y deseos

Las imágenes de futuro son ideas de hoy sobre el futuro de mañana. Pueden existir de forma inconsciente, pero también hacerse explícitas y visibles. Las imágenes de futuro pueden reflejar tanto temores como esperanzas, deseos o necesidades. Son representaciones de futuros posibles, probables o preferibles, y el formato en el que se presentan es muy variado: hay desde textos descriptivos o narraciones en primera persona, hasta cómics, clips audiovisuales o incluso representaciones teatrales.

Utopía

El lugar deseado

La utopía es el lugar imaginado en el que un futuro deseable se materializa. Se elabora a partir de esperanzas, deseos, críticas, expectativas, miedos y suposiciones del presente y representa un lugar al que no se puede llegar. No obstante, existe también la llamada “utopía concreta” que describe mundos deseables que al mismo tiempo son realizables.

Incertidumbre

De cómo los escenarios proporcionan orientación

Un objetivo importante de la Prospectiva es ayudar a navegar a través de la incertidumbre. El futuro es incierto, sobre todo cuanto más alejamos el horizonte temporal: no es lo mismo imaginar cómo será el mundo en 3 años que pensar sobre él a 40 años vista. Sin embargo, en ambos casos es muy útil hablar y discutir acerca de futuros probables, posibles y, sobre todo, preferibles. Para ello, los prospectivistas analizan imágenes de futuro, pero también trabajan en el desarrollo de escenarios, poniendo sobre la mesa alternativas, posibilidades, dificultades, etc.

Wildcard

Rompiendo pronósticos

En Futuros, una “wildcard” (del inglés, comodín) es un acontecimiento inesperado o incluso considerado “imposible” que, si sucede, cambia radicalmente el curso esperado de los acontecimientos. Las wildcards interrumpen procesos evolutivos, aceleran o reorientan la marcha de las tendencias y, en general, actúan como catalizadores de cosas que ya estaban en movimiento.

Futures Literacy

La habilidad de manejar la incertidumbre

El término futures literacy (o “alfabetización en futuros”) describe la capacidad de comprender, contextualizar y navegar por “los futuros”. Igual que aprendemos a leer, podemos aprender a anticiparnos conscientemente a la incertidumbre e incluso a aprovecharla para nuestro propio beneficio.

Futures Thinking

Cambiando percepciones

Si futures literacy define una capacidad, futures thinking (o “pensamiento en futuros”) podría considerarse tanto un método como una forma de pensar. La idea subyacente es que como no existe “el” futuro, siempre que pensemos en “lo que viene después del presente” debemos hacerlo asumiendo que hay un abanico de opciones, o sea, de futuros probables, posibles o preferibles. De este modo, aprendemos a pensar de forma crítica sobre cambios e incluso a desarrollar futuros alternativos al status quo.